Hoy es todavía

La primera vez que leí esta frase me llamó la atención. Fue en un dibujo de la serie “El Quijote y los Perros” que mi padre expuso en 1974. Eran los tiempos de la dictadura militar. Mi hermano José Carlos había sido detenido, torturado y hecho desaparecer a principios de 1972. La oscuridad no tenía misericordia. Hoy la situación ha cambiado. Nuevos y mayores peligros acechan.

El sistema capitalista está produciendo un genocidio y un ecocidio sin precedentes. El desempleo, el despilfarro de los fondos públicos para salvar a los bancos, el alza del precio de los alimentos, el recorte de las conquistas sociales, la concentración de riqueza en el 1% de la población, el calentamiento global que superará los 4º C gracias a los resultados de Cancún y ahora Paris, la mercantilización de la naturaleza a través de la “economía verde”, la xenofobia creciente y las intervenciones armadas están poniendo en riesgo la supervivencia de la vida como la conocemos.

Hoy no es suficiente echar a un dictador o a un gobierno. Hoy es necesario cambiar el sistema para salvar la vida. Hoy es vital articular y unificar  las acciones espontáneas que se producen a nivel mundial. Hoy debemos expandir el fantasma de la indignación para que como humanidad seamos capaces de cambiar el curso de la historia haciendo realidad los derechos humanos y los derechos de la Madre Tierra. ¡Hoy es Todavía!

What went wrong in the Climate Negotiations?

In the last 20 years, the greenhouse gas (GHG) emissions in the world have, instead of declining, increased, by more than a third. In 1990, GHG emissions were 37 Gigatons (Gt) of CO2e[1]. In 2010, they surpassed 50 GtCO2e[2]. At this rate, if business-as-usual continues, global emissions can reach 58 GtCO2e by 2020, which would be a catastrophe for humanity and nature.

WWR Sigue leyendo